Blogia
Sapere aude!

Descartes, Platón y Matrix.

Según Descartes, el conocimiento debe basarse en unos cimientos seguros, en una verdad inmutable, de la que sea imposible dudar. Por ello plantea distintas formas de duda: los sentidos, la imposibilidad de diferenciar entre sueño y vigilia y, por último, la duda hiperbólica (exagerada) que llega a cuestionarse la verdad de las propias matemáticas, debida a la hipotética existencia de un genio maligno que podría hacer que nos equivoquemos continuamente.

Platón, por su lado, plantea en el mito de la caverna una alegoría del conocimiento humano donde se distinguen dos grandes planos: la caverna y el mundo exterior, que simbolizan, de algún modo, el mundo de la opinión y el mundo de las ideas, de las esencias.

Existe una relación entre Platón y Descartes en tanto que plantean la duda sobre el mundo que conocemos (o decimos conocer, según ellos) que se puede apreciar de forma muy gráfica en la conocida película Matrix.

Os dejo un pequeño trozo de vídeo de Matrix donde se cuestiona la realidad del mundo sensible. Para introducirse en la duda metódica.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres